calibracionlincoln

Calibración de equipos de soldadura

Para poder realizar su trabajo, los equipos de soldadura necesitan utilizar una potencia eléctrica que, si no está en buenas condiciones, puede suponer un grave peligro para el soldador.  Por ello, la legislación obliga a los dueños de los equipos a que estos pasen por un proceso de calibración cada seis meses con el fin de obtener un certificado de calibración de equipos.

En Sebastián Salazar trabajamos con las mejores marcas en máquinas para soldar. Por ello, hemos querido redactar una pequeña guía de qué aspectos se evalúan en una inspección, para que puedas realizar tu trabajo de soldador con la máxima eficacia, el mínimo estrés y la mayor seguridad posible.

Tener un plan de mantenimiento preventivo y calibración de equipos de soldadura es imprescindible para mantener la seguridad. Imagen de Lincoln Electric.

Tener un plan de mantenimiento preventivo y calibración es imprescindible para mantener la seguridad. Imagen de Lincoln Electric.

¿En qué consiste un proceso de calibración de equipos de soldadura?

En el proceso de calibración, el técnico de las empresas de calibración de equipos lo que busca es que los controles y medidores del equipo se ajusten a los establecidos por el fabricante y la legislación, con el objetivo de garantizar la seguridad del soldador y mantener la eficacia de las máquinas durante toda su vida útil.

Una vez se completa la evaluación y calibración del equipo, se expide un certificado de calibración en el que se constata que las máquinas para soldar inspeccionadas cumplen con todas las especificaciones requeridas de seguridad y mantenimiento.

Ya sea con un objetivo preventivo cada seis meses o para reparar algún fallo que haga que la máquina para soldar no funcione como debería, el técnico de mantenimiento deberá llevar a cabo las siguientes tareas:

  • Verificación del estado de la máquina en general: carcasa, elementos de sujeción y transporte, ruedas, cáncamos, etc.
  • El inspector de soldadura deberá realizar la limpieza de los equipos mediante líquido dieléctrico atomizado, aplicado con aire a presión.
  • Verificación del buen estado de los cables eléctricos y aislantes de las máquinas de soldar. También hay que comprobar que los bornes de salida de corriente y conexiones eléctricas estén limpias y hagan buen contacto eléctrico. Comprobación de amperaje, voltaje y velocidad de alimentación, y calibración de instrumentos.
  • Las empresas de calibración de equipos se encargarán también de la verificación del estado de los diodos y demás partes de la máquina, en caso de que necesite cambiarse alguna pieza. Comprobación también de los cables de alimentación.
  • Se comprueba que el voltaje de la máquina de soldar al realizar el arco de soldadura sea el mismo que el que indica el fabricante. Se comprueban también los equipos de medida de voltaje y todos los mandos de los que conste la máquina.
  • Se comprueban también los equipos en trabajo: se realiza el arco de soldadura y se comprueba su consumo, la seguridad del arco, la correcta tensión, etc.
La verificación periódica de los equipos de soldadura es obligatoria para mantener la seguridad. Imagen de Stahl.

La verificación periódica de los equipos de soldadura es obligatoria para mantener la seguridad. Imagen de Stahl.

Al acabar la calibración, el técnico proporcionará un documento o memorándum con la última inspección de soldadura realizada, y los detalles de esta. También se añadirá a las máquinas una pegatina con el certificado de calibración donde conste la última inspección realizada.

Asimismo, es importante informar al soldador durante la calibración de las máquinas de qué aspectos del proceso son normales y cuáles no, con el objetivo de que sea el mismo soldador el que identifique con antelación los problemas y así evite posibles accidentes laborales.

¿Necesita una verificación de sus equipos de soldadura TIG, MIG, MAG o de otro tipo según la norma AENOR? ¡En Sebastián Salazar tenemos lo que busca! Contáctenos.